Falafel al Horno

  • Falafel de Lentejas

  • Falafel de Garbanzos

  • Falafel al Horno

  • Falafel de Habas

  • Falafel de Soja


  • "Falafel al Horno"

    Falafel al Horno



    En esta ocasión os enseñamos como preparar falafel al horno, cuya preparación es similar al tradicional, pero en este caso lo vamos a hornear en lugar de hacerlo frito, una forma distinta de comerlo, que además tiene menos calorías.

    Ingredientes:

    - 250 gramos de garbanzos
    - Una cebolla mediana
    - 2-3 dientes de ajo
    - Medio sobre de levadura
    - Una cucharadita de comino molido
    - Perejil
    - Sal
    - Pimienta molida
    - Aceite de oliva virgen
    - Cilantro fresco (Opcional)


    


    Preparación:

    Empezaremos a preparar esta receta poniendo en remojo los garbanzos 24 horas antes de preparar el falafel, que es el tiempo que necesitan para hidratarse y ablandarse. No lo dejes menos de este tiempo porque pueden quedar demasiado duros y estropear la receta. Y ten cuidado que en las primeras horas no absorban toda el agua y se queden secos, ve añadiendo más cantidad a medida que vaya consumiendo.

    En el momento de comenzar a preparar ya la receta, escurrimos bien los garbanzos, y después los colocamos sobre una base de papel absorbente o algo similar, de forma que todo el agua sobrante se absorba y nos queden los garbanzos lo más secos posible, lo que nos interesa para que después la masa del falafel no quede demasiado húmeda y no podamos formar bien las bolas con la misma. Mientras se secan, vamos a pelar la cebolla y los ajos, y vamos a lavar el perejil y el cilantro que vayamos a emplear.





    Una vez tengamos los garbanzos más o menos secos, con una picadora vamos a picarlos junto al ajo, la cebolla y el perejil y el cilantro, hasta que queden todos los ingredientes bien picados, y los garbanzos queden todos casi triturados. Vertemos el contenido de la picadora en un recipiente, añadimos la levadura, el comino, la pimienta molida y sal al gusto, y amasamos para que se mezclen los ingredientes lo mejor posible. La masa resultante la tapamos y dejamos reposar unos 45 minutos más o menos, así hará efecto la levadura y se compactará la masa un poco más.

    Tras este tiempo de reposo, vamos a dar forma a la masa, usando las manos para ir creando unas bolas no muy grandes, de forma que se pueda freír luego bien y no queden crudas por dentro. Una vez hechas las bolitas de masa, las aplastamos un poco para que queden con la característica forma de los falafel, como una hamburguesa pequeña más gruesa por el centro, o bien las dejas con forma de albóndiga si lo prefieres. Si la masa nos queda muy húmeda agregamos harina de garbanzo, o harina normal, y volvemos a mezclar, para darle consistencia a la misma.


    Vamos a encender el horno a 160ºC, para que se vaya precalentando. Mientras tanto colocamos todo el falafel que hemos preparado sobre una fuente de horno, que cubriremos con papel de horno o papel de aluminio, para que no se peguen. Echamos un chorrito de aceite de oliva virgen sobre cada falafel, y cuando el horno alcance la temperatura indicada, los vamos a hornear unos minutos hasta que queden bien dorados por fuera y se hagan bien por dentro. A la hora de servirlos, mejor siempre en caliente, y si quieres los puedes acompañar con pan de pita y alguna salsa tipo yogur, lechuga y tomate, o bien echarle por encima un poco de salsa tzatziki o salsa de yogur, por ejemplo, formas muy tradicionales de comer este rico falafel.