Falafel de Habas

  • Falafel de Lentejas

  • Falafel de Garbanzos

  • Falafel al Horno

  • Falafel de Habas

  • Falafel de Soja


  • "Falafel de Habas"

    Falafel de Habas



    El falafel de habas es otra de las formas más tradicionales de preparar este plato, de hecho en algunos lugares es la forma habitual de hacerlo. La preparación es similar, pero el sabor es diferente.

    Ingredientes:

    - Medio kilo de habas
    - Dos cebollas medianas
    - 4-5 dientes de ajo
    - Un sobre de levadura en polvo
    - Dos cucharaditas de comino
    - Sal
    - Pimienta molida
    - Aceite de oliva virgen
    - Perejil
    - Cilantro fresco (Opcional)


    


    Preparación:

    Esta receta de falafel de habas se prepara exactamente igual que el falafel de garbanzos, y son las dos formas más comunes y tradicionales de preparar este plato, aunque no son las únicas, ya que según el país de origen se suelen preparar de un ingrediente u otro. Lo ideal y más típico es emplear habas secas para hacer el falafel, así que habrá que ponerlas en remojo unas 24 horas antes de comenzar a hacer la receta, para que se hidraten bien, así que empezamos de esta forma, echando las habas en un recipiente amplio y cubriéndolas de agua, revisando que no se queden secas.

    Una vez vayamos a preparar los falafel, siempre que hayan pasado esas 24 horas aproximadamente, vamos a escurrir las habas y a ponerlas a secar sobre un trapo de cocina o servilletas, para que suelten toda el agua que les sobre. Una vez estén secas, las tenemos que picar lo mejor posible, usando una picadora o la Thermomix si tenemos, hasta que nos queden trozos bien pequeños. Si no caben todas las habas para triturarlas en una sola vez, lo hacemos en varias veces.

    Al acabar tenemos que picar el resto de ingredientes, así que vamos a pelar la cebolla y los ajos y los echamos en la picadora, añadimos el comino molido, sal y pimienta al gusto y un buen manojo de perejil, así como un poco de cilantro fresco si queremos darle más sabor. Picamos bien todos los ingredientes y los mezclamos junto con las habas trituradas. Agregamos la levadura y vamos a mezclarlos lo mejor posible, bien con un cucharón de cocina o bien con las manos, que es como mejor se mezclarán los ingredientes. Al finalizar dejamos que la masa repose sobre una hora, así la levadura hará efecto.

    Y ya sólo nos quedaría ir formando los falafel y freírlos. Vamos a hacer unas bolitas de unos 4 o 5 centímetros de diámetro, usando las manos para ello. Si la masa te ha quedado demasiado húmeda, te costará hacer las bolas, en ese caso se puede agregar poco a poco harina de garbanzo, a ser posible, o harina normal, para darle más cuerpo a la masa, y así poder montar los falafel. Si por el contrario te queda muy espesa, agrega un poco de agua para poder manejarla de forma más sencilla, pero sería extraño que quedase muy seca, a menos que no se hayan remojado las habas el tiempo suficiente.


    Una vez tenemos los falafel ya hechos, los aplastamos un poco, que es la forma que suelen tener tradicionalmente, y los iremos friendo en aceite de oliva virgen bien caliente, intentando que se frían totalmente cubiertos por el aceite. En unos 4 o 5 minutos estarán bien fritos, ya que no queremos que se quemen, así que cuando veamos que van tomando un color más bien oscuro, los sacamos y los ponemos a escurrir en papel absorbente. Al acabar de freírlos los servimos en caliente, que es como mejor están. Los falafel se sirven normalmente con hummus, tahini, pan de pita o alguna salsa típica, como de yogur o de pepino.