Falafel de Lentejas

  • Falafel de Lentejas

  • Falafel de Garbanzos

  • Falafel al Horno

  • Falafel de Habas

  • Falafel de Soja


  • "Falafel de Lentejas"

    Falafel de Lentejas



    Te presentamos ahora la receta completa para hacer falafel de lentejas, un tipo de falafel menos conocido que el de garbanzos o el de habas, que resulta delicioso y es muy tradicional en algunas gastronomías orientales.

    Ingredientes:

    - 250 gramos de lentejas
    - 2-3 dientes de ajo
    - Una cebolla mediana
    - Perejil picado
    - Pimienta molida
    - Una cucharadita de comino
    - Medio sobre de levadura
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen
    - Cilantro (Opcional)


    


    Preparación:

    Como es habitual a la hora de preparar falafel, hay que dejar en remojo el ingrediente principal del mismo, que en este caso son las lentejas. Las ponemos unas 20-24 horas metidas en abundante agua para que se ablanden bien. Ten cuidado que no se queden sin agua en ningún momento para que queden bien hidratadas y blandas para poder hacer bien el falafel de lentejas. Pasadas las horas indicadas, escurrimos las lentejas y las ponemos a secar sobre papel absorbente o servilletas, para que pierdan toda el agua sobrante.





    Mientras tanto pelamos los dientes de ajo y la cebolla, y lavamos bien el perejil y el cilantro, en caso de usarlo. Con las lentejas ya bien secas, vamos a meter todos estos ingredientes en una picadora y vamos a picarlo todo bien, de forma que las lentejas queden trituradas en trocitos muy pequeños, de hecho no importa que quede algún trocito algo más grande. Echamos todos los ingredientes picados a un bol grande, agregamos sal y pimienta al gusto, el comino molido y la levadura, y vamos a mezclarlo todo lo mejor posible, con las manos o con un utensilio de cocina.

    Dejamos la masa resultante reposar durante una hora aproximadamente, en la nevera si hiciera falta porque hubiera una temperatura ambiente alta. Vamos a comprobar que la masa tenga la textura adecuada para formar los falafel, ya que si no fuera así tendríamos que corregirla usando harina, hasta que la masa sea lo suficientemente densa como para que podamos formar las bolas tipo albóndigas. Hacemos unas bolitas de un tamaño de unos 4 o 5 centímetros, que después aplastamos un poco, para darles esa típica forma a los falafel, aunque si prefieres puedes dejarles su forma redonda.


    Una vez hayamos formado todos los falafel hasta acabar con la masa, ponemos a calentar aceite de oliva virgen en una sartén en la que podamos freír los mismos y que queden cubiertos por el aceite. Esperamos que el aceite esté caliente y vamos friendo varios falafel a la vez, hasta que veamos que se doran bien por fuera, y los vamos sacando y colocando para que escurran el aceite sobre servilletas o papel absorbente. Y los servimos al acabar, para que estén calientes y podamos disfrutar de todo su sabor. Puedes servirlos con salsa de yogur o una ensalada por ejemplo, verás que ricos están.